Seleccionar página

Hacernos esta pregunta es muy común entre las personas que han sido víctimas de estos actos delictivos o en su efecto, les acaban de robar en su hogar, ya que, al momento de indagar con los vecinos o los miembros de la familia, la respuesta es básicamente que no han escuchado nada. Entonces, ¿cómo abrir una puerta sin hacer ruido? Un total misterio para las personas que no se dedican al robo en viviendas, pero para los expertos, no es suele ser así, ellos pueden contarnos las maneras más silenciosas y cuidadosas que utilizan los delincuentes para realizar sus actos delictivos. referencias

Es importante saber que los ladrones tienen una gran astucia y habilidades para sabérselas todas, con la naturalidad y facilidad con que abren una puerta es incomparable con la forma que tú lo realizas y que incluso lo realizas al menos dos veces al día. La práctica y experiencia de sus habilidades.

Amaestramiento de bombines

Algunas de las técnicas para abrir una cerradura sin llave son:

  • Técnica Ganzúa: Consiste en un alambre fuerte doblado en uno de sus extremos. Para la aplicación de esta técnica se requiere de gran habilidad del ladrón, y las utilizaciones muy precisas, con la naturalidad con que se hace estos actos demuestran la gran experticia del ladrón en este arte. Esto se produce al introducir dos de estos elementos que presionan los pistones adecuadamente y desbloquear de tal manera la cerradura, pero se hace necesario acotar, que esta técnica no funciona para puertas blindadas ni acorazadas.
  • Técnica Bumping: Se refiere en incrustar una llave que tiene un enfoque más bajo a la que llegan los pistones, luego hay que pegarle con un objeto, para lograr separar los pistones de los contrapistones, lo que terminará por liberar así el giro de la llave. Al momento, de iniciar el acto escucharas un golpe seco, luego el silencio se hace presente, ya que la cerradura se desbloquea y el ladrón puede ingresar como “pedro por su casa”, no deja rastros y es muy rápido. Para realizarlo el ladrón emplea una llave especial y un objeto romo.
  • Técnica Impresioning: Es una técnica que se utiliza en algunos países para el robo de viviendas y locales comerciales. Este al igual que el Bumping, no deja ningún tipo de rastro en la puerta de haber sido forzada o violentada la cerradura. Esta técnica es muy silencio ya que consiste en hacer una copia exacta de la llave impresa, esto lo realizan con una lámina de aluminio introducida en la cerradura, posteriormente extrayéndola y de allí sacan el duplicado a utilizar en sus actos delictivos.

Estas tres técnicas son las que hoy en día manejan los ladrones a la perfección para abrir cualquier tipo de cerradura, bien sea de un hogar o negocio. Son tan efectivas estas técnicas, que los expertos y profesionales del área la utilizan cuando contratan sus servicios.

Información cerrajería

Increíbles el aplicar estas técnicas sin hacer ruido, rápido y sin dejar rastro, para el robo ideal estas serían las principales premisas para los ladrones. Estas se suelen utilizar mucho en las zonas urbanas y que hacen que día a día van perfeccionando e innovando los actos para la desgracia de muchos ciudadanos.

Lo mejor para evitar estos actos es disponer de una puerta blindada con marcos de alta calidad, pero para ello se debe de disponer una cerradura a la medida, sin embargo, hay que tener en consideración que hasta la mejor puerta se abre sin ningún tipo de problemas si el cierre cede ante que se emplee, la cola de ratón o ante un bumping. En este sentido, lo más recomendado por los expertos, es utilizar cerraduras que tengan cuatro giros, que es mucho más difícil de abrir en vista de que implicaría mayor tiempo para hacerlo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar