Seleccionar página

Uno de los mayores problemas que una llave nos puede ocasionar es cuando esta queda insertada en la cerradura y se nos hace imposible retirarla.

Esto se debe a que cuando estas apresurado o bien agitado no te das de cuenta, y puedes introducir en la cerradura la llave que no es, o bien puedes llegar a girarla de forma incorrecta y ocasionar que esta se rompa adentro.

Ante esta situación de calamidad, no es necesario que te atemorices, basta con que pienses con calma y recurras a ciertos tips que te ayudarán a salir por tus propias manos de la situación.

Amaestramiento de bombines

Pasos para Retirar la Llave

Sí el caso es que introdujiste la llave incorrecta y ahora no puedes retirarla.

Basta con que realices unos movimientos suaves sobre la llave, para que esta se vaya desacoplando de la cerradura. Aprende Más Aquí

Mientras haces esto, introduce la llave correcta por el otro lado de la cerradura, y realiza movimientos, esto hará que por los efectos de presión desde el otro lado la llave salga.
En caso que la llave quede adentro pero rota, no te angusties, con la ayuda del mismo trozo de la llave puedes retirarla.

Lo primero que debes hacer es colocar el trozo de la llave en dirección del extremo incrustado en la cerradura y girarlo de modo tal que la cerradura abra, con la paciencia debida podrás lograrlo.

Luego con la ayuda de unos ganchos de pelo, o bien con la ayuda de dos navajas, o en última instancia de dos pequeñas láminas de metal (pero que sean lo suficientemente delgadas).

Procede a introducirlas dentro de la cerradura y realizar una especia de palanqueo que te permita extraer la llave, esto puedes lograrlo sin mayor inconvenientes, se paciente!

Información cerrajería

Son grandes los inconvenientes que muchas veces pueden llegar a presentársenos en el caso de las llaves, desde el extravío de estas hasta el hecho de que las mismas se rompan, y ni hablar cuando la ruptura se produce dentro de la cerradura de la puerta, nos sentimos morir (aunque suene bastante exagerado).

Sin embargo, no todo tiene porque terminar allí, es decir, no tienes por qué desesperarte, el retirar una llave rota de una cerradura es un asunto más sencillo de lo que tú puedes imaginar, solo es menester que tomes a consideración lo siguiente:

Las opciones que te vamos a presentar necesitan de trabajo manual, el cual llevarás a cabo tú mismo, de modo tal que siendo tu quien va a realizar la labor, debes despejarte de todas las demás cosas que debas realizar y entender que vas a necesitar una buen parte de tiempo para solucionar el asunto, así que si te encuentras apresurado es preferible que resuelvas lo que necesita atención y luego pasas a solventar el asunto de la llave, en la siguiente sección te explicamos porque.

Vas a necesitar de mucha paciencia, como ya te indicamos arriba son trabajos manuales, pero que además no te aseguran que la llave salga de forma inmediata sino que por el contrario vas a necesitar de la santa paciencia, ya que vas a necesitar precisión fuerza y demás para poder extraer la llave.

apertura de puerta

Ahora bien presta atención a las opciones y consejos que te brindamos para extraer la llave.

Pequeños consejos

Antes de brindarte unas soluciones bastante caseras es menester que tengas en cuenta ciertos consejillos:

  • No botes el otro extremo de la llave, es posible que puedas necesitarlo, de modo tal que guárdalo en un lugar visible, y procede solo a desecharlo cuando hayas extraído el otro extremo de la cerradura.
  • No dejes en evidencia el trozo de llave incrustada, sobre todo en el caso de que haya quedado incrustado hacia el exterior, siempre es conveniente que lo cubras bien sea con un poco de tino, o si bien es necesario que cubras toda la puerta hasta que soluciones la situación puedes hacerlo.

Esto te lo indicamos ya que no es conveniente que dejes a la vista de manos inescrupulosas las fallas de tu seguridad, recuerda que puede que lo que tú no conozcas o bien no puedas hacer otra persona si lo puede llevar a cabo.

Es por ello que está atento a nuestras explicaciones te van a resultar muy beneficiosas en la medida que las cumplas al pie de la letra:

El uso de ayudante mecánico, efectivamente este es un líquido que venden en cualquier ferretería o tienda de suministros para construcción y demás, este es un líquido que tiene por función ayudarte a destrabar puertas y bisagras, pero sin embargo en estos casos resulta muy beneficiosos para la extracción de la llaves rotas, es menester que compres el ayudante, y con la ayuda de un pitillo lo rocíes directamente sobre la llave, sino tienes pitillo puedes acudir a un hisopo empaparlo de ayudante y untar el extremo de la llave con este, por igual puedes humedecer lo suficiente el hisopo y luego presionarlo sobre la llave para que esta se empape, deja trascurrir entre 10 a 15 minutos.

Con la ayuda de una aguja o bien un gancho de ropa, introdúcelos por el otro lado de la cerradura y comienza a dar pequeños golpes, pero siempre tratando de que el gancho ni la aguja se doblen o muevan, es decir, el proceso consiste en que introduzcas del otro lado de la cerradura la aguja o bien el gancho, y luego comiences suavemente pero con precisión a golpearla eso generará que el trozo de llave comience a deslizarse hacia afuera.

apertura puerta

En caso tal que no dispongas de ayudante mecánico o no puedas conseguirlo, te aconsejamos el uso de aceite vegetal (o como bien lo conocen la mayoría de los lectores aceite comestibles) pero ten en cuenta que en este caso debes realizar el procedimiento cuando haya sol, ya que la cerradura se encontrará caliente y esto permitirá que la llave se ruede con mayor facilidad.

Pero ten en cuenta que en el caso del aceite, la cantidad a utilizar debe ser menos, además recuerda que al estar la cerradura caliente este puede volverse muy acuoso y correrse por toda la cerradura y puerta impidiendo llevar a cabo el proceso, ante esto, nosotros te recomendamos lo siguiente si no eres muy experto en el manejo de medidas o bien no eres cuidado o un poco torpe con la manos, tranquilo, ayúdate con un algodón, empápalo un poco de aceite y luego procede con la ayuda de un yesquero y calienta un poco la cerradura de modo tal que el aceite así pueda penetrarla un poco más. Sin embargo procura realizar esto con mucha cautela, tampoco coloques el yesquero pegado en la cerradura, recuerda que el aceite es inflamable y puedes generar una pequeña llamarada que en todo caso puede acarrearte quemaduras, así que se cuidadoso.

En este caso del aceite, te aconsejamos que no emplees agujas ni ganchos de pelo, más bien recurre a conseguir una laminita de metal, o bien ayúdate con un levantador de cutículas, o bien una navaja muy delgada, que pueda ser introducida fácilmente por la cerradura, esto te lo indicamos, ya que el aceite al calentase puede correrse por toda la cerradura y puede impedirte que lleves a cabo la labor con la aguja.

En todo caso, ten siempre a la mano un paño suave para que seques tus manos y evites empapártelas, ya que con las manos untadas no podrás llevar a cabo este proceso, este método es uno de los más sencillos y más fáciles de llevar a cabo, además es uno de los que te garantiza mayor rapidez para poder extraer la llave de la cerradura, solo es cuestión de que lo pongas en practica.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar