Seleccionar página

Las puertas de madera, tienen la particularidad que se les puede colocar cualquier bisagra puesto que es un material que acepta clavos y tornillos por ser blando. Lo único recomendable, es que el trabajo debe hacerse con cierto cuidado para que no se dañe el material o se tenga algún accidente, al momento de trabajar con este tipo de puertas.

Se puede comprar cualquier bisagra útil y económica que se consiga en el mercado. Lo ideal es que traigan sus tornillos, sino se le puede colocar clavos de acero para darle más seguridad y que quede fija.

Amaestramiento de bombines

Cómo colocarlas las bisagras correctamente

Primeramente, se debe delinear las bisagras de la puerta en el lugar exacto donde se quieren colocar, las tres de una vez, la de arriba, la del medio y la de abajo.

Después de delinear las tres bisagras, pasar a ubicar donde van colocado los tornillos, usando un lápiz de grafito para poder marcar el lugar exacto dónde van estos.

Retirar las bisagras y comenzar el trabajo más pesado y fuerte. Sitio Recomendado

Abrir los huecos donde van los tornillos con ayuda de un taladro y una mecha que sea del mismo ancho de estos, para que tornillo no quede ni muy flojo ni muy apretado. Puede proceder a colocar las bisagras apretando los tornillos con un destornillador.

Tiene que ajustarla de forma individual en la puerta, una por una.

Usando unas cuñas, coloque la puerta en el marco y proceda a alinear las placas para que las bisagras coincidan. Después de asegurar las del marco, proceda a montar la puerta.
Colocar el clavo de seguridad, dándole ligeros golpes hacia abajo con jun martillo, pero tratando de no dañar este clavo.

Hacer lo mismo con las otras bisagras y mover la puerta a ver si abre y cierra bien.

Información cerrajería

Cuando de seguridad se trata debes entender que la búsqueda de artículos de alta calidad y en particular de muy buenos materiales, es algo necesario, pero como todo, el tiempo siempre hace de las suyas.

Entre estas una de las más comunes, consiste en el mantenimiento que se le debe realizar a las bisagras, sino sabes ubicarlas, cada vez que abres la puerta, la ventana o bien los portones, existen pequeñas láminas de metal que se encargan de mantenerlas unidas a sus respectivos marcos.

Todas las bisagras en su totalidad son sostenidas por medio de tornillos, tanto así que estos en muchas ocasiones suelen ser la causa del desgaste, pero presta atención a las distintas técnicas que hoy te presentamos para que conozcas como hacerle un mantenimiento optimo, eficiente y funcional a tus bisagras.

Pasos pequeños de mantenimiento para bisagras de puertas y ventanas de metal.
Lo primero que debes considerar es adquirir tornillos y buscar removedores de óxido, este en especial suele ocasionar mucho daño.

Si no consigues el removedor no te preocupes puedes acudir, a vinagre o bien a limón, todo ello diluido en un poco de agua, aplica con la ayuda de una mota sobre los tornillos, espera por espacio de dos a tres minutos y luego retira con un paño suave veras como el óxido ha desaparecido.

Si al momento de retirar el tornillo, te cuesta retirarlo no te angusties aplica un poco de aceite o ayudante mecánico, aguarda un momento para que veas como podrás retirarlo de forma sencilla.

apertura de puerta

Una vez que la retires, procura tomar las bisagras asearla con agua y jabón, si tiene oxido aplica lo mismo que le aplicaste a los tornillos.

En las uniones de las bisagras procura aplicarle un poco de ayudante mecánico.

En cuanto a la bisagra en general procura aplicarle grasa, y con mucho detenimiento procura incorporarla con los tornillos, trata de ajustarla bien.

Recuerda que las bisagras debes estar revisándolas cada tres meses, con mucho cuidado.

Pasos pequeños de mantenimiento para bisagras de puertas y ventanas de maderas.

El paso para retirar las bisagras es más sencillo, ya que estas no se llena de óxido, sin embargo, si las puertas se encuentran en la intemperie es posible presente un poquito de óxido, pero con un poco de removedor o vinagre podrás retirarlo con gran facilidad.

Recuerda que los tornillos que se emplean para las bisagras de madera son muy diferentes a los tornillos empleados para las puertas de metal, así que no vayas a adquirir estos ya que la colocación te va a resultar muy dificultosa.

Una vez que hayas retirado los tornillos, la bisagra la vas a tomar y con la colaboración de un poco de ayudante mecánico en un paño suave, aséala con mucho cuidado.

Luego procede a lijar la parte del marco donde se encontraba la bisagra, recuerda que esto es con el fin de eliminar cualquier residuo que le mismo tiempo haya generado, luego procede a incorporar la bisagra con muchísimo cuidado en el espacio que tiene destinado.

apertura puerta

Los tornillos que vas a incorporar deben ser nuevos, esto te lo indicamos de modo tal, que el mantenimiento te resulte lo suficientemente efectivo, si te cuesta mucho incorporar el tornillo, puedes optar por colocarle un poco de cebo en la punta o bien de cera de vela, o en su defecto puedes incorporarle un poco de jabón de tocador; esto con la finalidad de que la ajustada te resulte lo más sencillo posible.

Recuerda que estos son pequeños trucos para facilitarte el mantenimiento de las bisagras, con esto conseguirás que tus puertas puedan ser abiertas con gran facilidad.

Las bisagras son una parte de las puertas a las que no se le presta mucha atención, hasta que comienzan a fallar, haciendo ruidos molestos y desnivelando las puertas y ventanas.

En un área, aunque ínfima, muy importante, pues sin ellas tus gabinetes, puertas, ventanas y portones no tendrían de donde sostenerse, ni abrieran y cerraran con tanta facilidad, así que piensa en ello la próxima vez que atravieses una puerta.

Hacerles mantenimiento es algo tan sencillo, y te quita tan poco tiempo, evitando los molestos rechines, la oxidación y desniveles, que te obligarían a cambiarlas antes del tiempo estipulado de duración, de estos pequeños accesorios.

apertura puertas

Procedimiento para mantener bisagras en buen estado

Revísalas de vez en cuando, asegúrate que no tengan algún tornillo flojo, o estén oxidadas.
Protégelas de la humedad, cuando están en exteriores es muy difícil de hacer, pero cubrir las puertas que sostienen, con alguna lona sería ideal, en caso de interiores como la cocina, mantenerlas secas, limpiándolas inmediatamente cuando se derrame algún liquido cerca de ellas, o aplicarles algún producto que la repela.

Rocía aceite multiusos, para eliminar suciedad, repeler la humedad y mantenerlas lubricadas. Un método casero muy utilizado y aceptado es ponerles vaselina, hace una función parecida al aceite multiusos, evitando su oxidación, y manteniendo las bisagras adecuadamente engrasadas para que no rechinen.

No tires las puertas ni ventanas, esto, además de ser una norma de cortesía, evita que tanto las bisagras como las cerraduras se deterioren antes de su tiempo estimado de uso.

Estas piezas, tan ignoradas, son claves para el buen funcionamiento de tus puertas, tanto interiores como exteriores, así que tómalas en cuenta, y hazle mantenimiento preventivo, por lo menos 2 veces al año, o un poco más si son de exteriores.

Cambiar bombín

Como mantener las bisagras en perfecto estado

La importancia de mantener las bisagras de las puertas en buen estado es vital para el correcto funcionamiento de la misma, al no lubricar las bisagras la puerta comenzará a presentar una serie de fallas que serán bastante molestas.

A continuación, te decimos cómo hacerlo, sin necesidad de recurrir a un tercero ni gastar altas sumas de dinero.

La lubricación permite que las bisagras tengan más duración y no ocasionen ningún problema, como sonidos incómodos al abrir o cerrar la puerta, no permite que la puerta se ponga pesada y dura para abrirla o cerrarla, evita que se oxiden, etc.

Para poder mantener tus bisagras en buen estado y funcionando a la perfección te recomiendo que utilices aceite/oleo multiusos 3 en uno, muy conocido, puedes encontrarlo en cualquier ferretería.

Cajas Fuerte

Pasos para lubricar bisagras

Comprar un lubricante, te recomiendo que compres el 3 en 1 Aceite/Oleo multiusos.
Si no quieres comprar un lubricante, estos aceites naturales también servirán para lubricar tus bisagras: aceite de oliva, de canola o de coco.

Busca la clavija de la bisagra

Una vez que encuentres la clavija retírala para ser lubricada.

Muchas veces si la clavija está oxidada costará muchísimo retirarla, para esto utiliza un destornillador o un poco de PB blaster.

Aplica el lubricante que tengas a tu alcance, directamente en los lugares de donde sacaste cada clavija y también por toda la bisagra para que sea mayor el efecto de lubricación. De una a tres gotas de lubricante es suficiente.

Ve probando la puerta mientras aplicas el lubricante para que penetre muy bien por toda la bisagra.

Cuando estés seguro del buen funcionamiento de la bisagra, después de aplicar el lubricante, inserta la clavija y asegúrate de que quede fija.

Limpia la bisagra con un trapo viejo para quitar la mugre que sale de ella. Recuerda que la acumulación de suciedad es lo que hace que la bisagra presente problemas y se oxide más rápido, haciendo que su vida útil sea más corta.

caja fuerte apertura

Consejos para lubricar una bisagra

Procura empezar lubricando con una gota de aceite, ve añadiendo más solo si es necesario, debido a que puedes hacer un desastre de aceite y te costará limpiarlo.
Considera utilizar guantes, trata en lo más mínimo de tocar el lubricante con las manos.
Procura no causarte heridas graves con un material oxidado, de ser así asiste de inmediato al médico.

Si las bisagras están en muy mal estado es preferible que las cambies por completo.
Si la bisagra está bien y la clavija está oxidada no cambies la clavija, esta se oxidara rápido y tendrás el mismo problema con la puerta. Para este caso procura lubricar mensualmente las bisagras hasta que deban ser cambiadas por completo junto con las clavijas.

Procura que el aceite que vayas a colocar tenga una boquilla adecuada para la ocasión, de manera que evites los desastres innecesarios de aceite.
Ten a la mano toallas de papel.

Una vez aplicado esto podrás lubricar y cuidar el estado de las bisagras de tu puerta sin necesidad de llamar a un especialista.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar