Seleccionar página

Es común que te encuentres en situaciones molestas cuando dejas tus llaves y no puedes abrir la puerta, también cuando tu hijo pequeño se encierra en el baño y no logras abrir la puerta porque no consigues las llaves, esto es más frecuente de lo que crees. Te ayudamos a solucionar esto.

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de cerradura que tiene esta puerta que necesitas abrir, existen muchos tipos y los métodos para abrirlas o forzarlas dependen del tipo de mecanismo de esta.

Amaestramiento de bombines

Pasos para forzar una cerradura con objetos de la casa

Método 1: El primer paso es identificar el tipo de cerradura. Es frecuente que la puerta de interior tenga cerradura de perilla y que su procedimiento de cerrar se maneja por medio de un botón que funciona a presión.

También es muy común que la cerradura tenga un agujero en el centro donde se puede abrir en casos de emergencias.

Si este es tu caso, solo tienes que conseguir un objeto largo y delgado que sea lo suficientemente fuerte para resistir cuando tengas que colocarle presión. Entre los objetos de tu casa que pueden ser ideales se encuentran el destornillador plano y fino, un gancho de cabello, clips, un hisopo quitándole el algodón que tiene en el exterior.

El procedimiento es realmente sencillo, solo tienes insertar el objeto que hayas decidido usar, pero ten en cuenta que si el mecanismo de cierre es de botón solo tendrás que insertarlo y empujarlo, escucharas el sonido cuando la puerta se abra.

Si por el contrario, el mecanismo es por torsión, deberás introducirlo y girarlo, de esta manera lograras abrir la puerta.

Información cerrajería

Método 2: Busca una tarjeta que sea fuerte y muy delgada, parecida a la tarjeta de crédito. Sin embargo, no es aconsejable utilizar esta última debido a que es posible que con la fuerza que hagas con ella pudiera quedar inservible para los fines con que fue creada.

Puedes utilizar una tarjeta de membresía o de afiliación de alguna biblioteca.

Para este procedimiento, solo debes insertar la tarjeta en la ranura de la puerta, exactamente entre el marco y la lámina donde descansa en barra que mantiene cerrada la puerta. La idea es que con la tarjeta te ayudes para lograr que esa barra se desplace para que la puerta abra.

Para esto tienes que hacer presión hacia atrás con la tarjeta. Tienes que tener en cuenta que este método solo sirve para cerraduras antiguas, es decir aquellas que sus mecanismos no son tan sofisticados.

Pues bien, estos métodos son muy sencillos de aplicar, aun cuando no seas un experto. Ten en cuenta que como todos los trabajos de bricolaje necesitaras paciencia para que puedas ver los resultados deseados.

¡Anímate! nunca antes abrir una puerta había sido tan sencillo, con estos sencillos pasos te convertirás en todo un profesional y ahorraras mucho dinero en las cuantiosas tarifas de los cerrajeros. No lo dudes y comienza a practicar estos métodos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar